Conciertos / Clásica

XXXIX Festival de Música Antigua de Sevilla 2022. El canto del cisne

IAN BOSTRIDGE & JUAN PÉREZ FLORISTÁN

Ficha Artística
Ian Bostridge, tenor
Juan Pérez Floristán, piano

Sin el lied el mundo del Romanticismo sería incomprensible. En esa fusión de poesía y música que sirvió a la expresión de los anhelos, deseos y sentimientos de varias generaciones de artistas centroeuropeos se exponen de forma explícita los valores y fundamentos filosóficos de una forma de entender el mundo enraizada en el Idealismo alemán que surge a finales del siglo XVIII. Para Herder, uno de sus principales impulsores, la poesía es “la música del alma. La esencia de su expresión es una secuencia de pensamientos, imágenes, palabras, sonidos”. De tal forma que, a lomos de la música, la poesía se convierte en el vehículo por el que los grandes temas románticos (amor, deseo, naturaleza, noche, nostalgia, muerte, tiempo, viaje…) van modelando las mentes y las voluntades de las emergentes clases burguesas, a las que ya no les basta disfrutar de las canciones en la confianza de los entornos domésticos, sino que desean compartirlas en los abiertos espacios de los teatros, interpretadas por cantantes profesionales. Así, y gracias también al desarrollo de la industria editorial, fue como el lied se igualó en importancia a los grandes géneros heredados del Clasicismo.

Aunque genéricamente el término lied no significa otra cosa que canción, el lied romántico tiene antecedentes muy precisos en el universo del Clasicismo. Gluck, Emanuel Bach, Haydn y, sobre todo, Mozart pusieron las bases que prendería en la llamada Segunda Escuela de Berlín, la de compositores como Reichardt, Zumsteeg, Zelter o Schulz, acaso menores, pero que trazaron las guías que luego transitó Schubert. A su lado, Beethoven no presta al género la atención que a otros, pero en él exhibe sin tacha su personalidad, y, lo más importante, deja el primer ciclo de canciones de la historia, A la amada lejana.

Compuesto en 1816 a partir de poemas de Alois Jeitteles, estudiante de medicina y poeta aficionado, la edición se publicó con el subtítulo de Ein Liederkreis (Un ciclo de canciones), que se utilizaba por primera vez para una recopilación de este estilo. Los poemas de Jeitteles hablan con un mismo yo lírico y mantienen una unidad narrativa. El tema, la separación de los amantes. Sin dejar de ser muy instrumental, la línea vocal de Beethoven es clara, casi en el estilo del Volkslied (canción popular) que era la principal fuente de la que por entonces se alimentaba el género, pero el compositor se esfuerza en dar coherencia formal y armónica a su obra, convirtiéndose en pilar fundamental de lo que se llamaría Kunstlied (canción erudita o culta). En realidad, Volkslied y Kunstlied no son opuestos, se imbrican y alimentan de muy diversas formas y cruzan el siglo fermentando la obra de todos los grandes maestros.

Beethoven consigue dar al ciclo un sentido unitario utilizando interludios pianísticos en las transiciones entre cada canción, que además no sirven sólo para cambiar de atmósfera o de melodía, sino para hacer más suaves las modulaciones tonales. El ciclo termina con la misma tonalidad con la que empieza, lo que reafirma la sensación circular conclusiva. A la amada lejana se convierte así en un ciclo de canciones no sólo por el carácter unitario de sus poemas, sino por su diseño musical.

Es todo lo contrario de lo que pasa con Schwanengesang de Schubert. El compositor, que dejó dos de los mayores ciclos de la historia del género (La bella molinera y Viaje de invierno), no lo concibió como un ciclo. Eso fue idea del editor Tobias Haslinger, un amigo de Beethoven, que desde 1827 estaba editando música de Schubert (lo que incluyó Viaje de invierno, que vio la luz en 1828 en dos partes, la segunda algo más de un mes después de la muerte del compositor), quien en marzo de 1829 anunció la publicación de 14 lieder desconocidos del músico. Haslinger tomó las últimas canciones compuestas por Schubert (siete sobre poemas de Ludwig Rellstab, seis sobre Heinrich Heine y uno sobre Johann Gabriel Seidl) y las publicó, en ese orden, con el sugerente título de El canto del cisne. Pero ni los poemas concuerdan en forma, carácter o plan narrativo ni hay una intención armónica o formal detrás de la música de Schubert.

De hecho, Schubert, tan intuitivo siempre para captar el estilo poético de cada escritor, da a los poemas de Rellstab un carácter lírico, franco, con notable carga rítmica, y estructura su música con gran variedad para adaptarse a unos poemas que tienen entre tres y seis estrofas de diversa naturaleza. En cambio, la música para Heine resulta mucho más despojada y dramática, vocalmente se acerca a la declamación y estructuralmente, Schubert la desarrolla mediante formas binarias o ternarias para ajustarse a las sencillas y desnudas, casi aforísticas, cuartetas en que se articulan los poemas. Estas canciones sobre Heine pueden considerarse como herederas directas del estilo del Viaje de invierno.

Se ha dicho que Die Taubenpost, sobre poema de Seidl, fue añadido para evitar la superstición del número 13. Luego se ha descubierto que se trata de la última canción compuesta con seguridad por Schubert, y en el catálogo se ha llegado a desgajar del D957 que lleva todo Schwanengesang para recibir su propio número como D965a. Se trata de una canción sobre la Sehnsucht, concepto fundamental en el Romanticismo alemán. Aunque literalmente puede traducirse por nostalgia, la Sehnsucht es algo más que eso: es el deseo, siempre insatisfecho, de llegar tan profundamente a la esencia de las cosas, del Cosmos, de Dios, que uno pueda sentirse fundido con ellas en una unidad de indiscutible naturaleza religiosa. Ahí radica buena parte del ideal romántico y en obras como esta se adivina el potencial del lied como vehículo para su transmisión.

© Pablo J. Vayón


IAN BOSTRIDGE & JUAN PÉREZ FLORISTÁN

Juan Pérez Floristán

Ganador del Primer Premio y del Premio del Público en el Concurso de Piano de Tel Aviv
“Arthur Rubinstein” 2021, del Primer Premio y del Premio del Público en el Concurso de Piano
de Santander “Paloma O’Shea” 2015, del Primer Premio en el Concurso Steinway de Berlín
2015 y de la Medalla de la Ciudad de Sevilla, Juan Pérez Floristán es con solo 28 años un
referente entre las nuevas generaciones de músicos españoles y europeos.
Incansable y joven pianista, en poco tiempo ha debutado en algunas de las principales salas del
mundo, como el Royal Albert Hall (junto a la BBC Philharmonic Orchestra en el festival de los
Proms), el Wigmore Hall, la Herkulessaal de Munich, la Tonhalle de Zürich, la Filarmonía de
San Petersburgo, el Béla Bartók Hall de Budapest, el Teatro La Fenice de Venecia, la
Laeiszhalle de Hamburgo, Schloss Elmau, el Auditorio Nacional de Madrid, el Palau de la
Música de Barcelona, l’Auditori de Barcelona, el Charles Bronfman Auditorium de Tel Aviv...
También ha actuado en festivales como el Ruhr Klavier Festival, el Festival de Verbier, el
Festival Sommets-Musicaux de Gstaad (Suiza), el Festival de Santander, el Festival de Granada,
el Festival Beethoven de Varsovia... 

Con un repertorio que incluye más de 30 conciertos para piano y orquesta y que abarca desde
Mozart hasta Crumb, es un invitado asiduo en las temporadas de orquestas como la Orquesta de
la RTVE, la Orquesta Nacional de España, la Filarmónica de San Petersburgo, la BBC
Philharmonic Orchestra, La Orquesta Filarmónica de Israel, la Camerata de Jerusalén, la
Orquesta Sinfónica de Monterey (EEUU), la Orquesta Sinfónica de Malmö, la Real Orquesta
Sinfónica de Sevilla, la Orquesta de Barcelona, la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria, la
Orquesta Sinfónica de Castilla y León...
Sus proyectos discográficos incluyen un CD con la BBC Concert Orchestra de Londres, un CD
a solo para Naxos (con obras de Liszt, Schumann y Beethoven) y dos CDs con obras de cámara
de Schubert, Shostakovich y Brahms. Sin embargo, el debut discográfico de Juan Pérez
Floristán se remonta ya a 2012, cuando publicó su primer CD, una grabación en vivo de su
concierto debut en el prestigioso Ruhr Klavier Festival de Alemania. 

La lista de directores, solistas y grupos de cámara con los que ha colaborado incluye a Jesús
López Cobos, Juanjo Mena, Pablo González, Ben Gernon, Marc Soustrot, Leopold Hager,
Lorenzo Viotti, Josep Vicent, Pedro Halffter, Max Bragado, Andrei Ionita, Pablo Ferrández, integrantes del Cuarteto Casals como Abel y Arnau Tomás, el Fine Arts Quartet, Dietrich
Henschel, Kian Soltani, Cristina Gómez Godoy, Pablo Barragán...
Debe su formación fundamentalmente a su madre (María Floristán), a Galina Eguiazarova y a
Eldar Nebolsin. También ha recibido consejos y clases de figuras internacionales como Luca
Chiantore, Eberhardt Feltz, Claudio Martínez Mehner, Daniel Barenboim, Ferenc Rados,
Menahem Pressler, Nelson Goerner, Stephen Kovacevich... Aun así, mención aparte en su
formación merece Elisabeth Leonskaja, que, desde que le conociera, demostró no solo ser una
artista excepcional, sino también una persona comprometida con las nuevas generaciones de
pianistas de forma entregada y totalmente desinteresada, pues ha significado una ayuda
inestimable tanto en su carrera como en su desarrollo personal y artístico. 

Sus giras le han llevado por Europa, Latinoamérica, Estados Unidos... habiendo actuado ya en
España, Francia, Italia, Alemania, Reino Unido, Suiza, Austria, Polonia, Suecia, EEUU,
México, Argentina, Chile, Colombia, Perú, Israel, Emiratos Árabes Unidos...
Es desde el año 2020 profesor de piano en la Fundación Barenboim de Sevilla, y desde 2021
profesor de Ritmo Aplicado a la Interpretación en la escuela actoral “La Colmena” de Sevilla.
En 2020 pasa a formar parte del equipo del programa “La Ventana” de La Ser con Carles
Francino como colaborador.
Desde 2021 es Artista Oficial Yamaha.

Ian Bostridge, tenor

La carrera internacional de Ian Bostridge lo ha llevado a los festivales de Salzburgo,
Edimburgo, Múnich, Viena, San Petersburgo, Aldeburgh, la Schubertiada de
Schwarzenberg y a los principales escenarios del Carnegie Hall y el Teatro alla Scala de
Milán. Ha realizado residencias artísticas en el Konzerthaus de Vienna y la Schubertiada
de Schwarzenberg (2003-04), una serie CarteBlanche con Thomas Quasthoff en el
Concertgebouw de Ámsterdam (2004-05), una serie Perspectives en el Carnegie Hall
(2005-06), el Barbican de Londres (2008), la Filarmónica de Luxemburgo (2010-11), el
Wigmore Hall (2011-12) y la Laeiszhalle de Hamburgo (2012-13). En 2018, Ian
comenzó una auspiciosa residencia artística con la Orquesta Filarmónica de Seúl, la
primera de ese tipo para el conjunto.

Sus grabaciones han ganado los principales premios internacionales y han sido
nominados para 15 Grammy. Incluyen Die schöne Müllerin de Schubert con Graham
Johnson (Premio Gramophone 1996), rol de Tom Rakewell en The Rake’s Progress con
Sir John Eliot Gardiner (Premio Grammy 1999) y el rol de Belmonte con William
Christie. Bajo su contrato exclusivo con Warner Classics, Lieder de Schubert y Lieder
de Schumann (Gramophone Award 1998), canciones en inglés y Henze Lieder con
Julius Drake, Our Hunting Fathers de Britten con Daniel Harding, Idomeneo de Mozart
con Sir Charles Mackerras, El diario de un desaparecido de Janáček con Thomas Adès,
Schubert con Leif Ove Andsnes, Mitsuko Uchida y Antonio Pappano, The Noël Coward
Songbook con Jeffrey Tate, ciclos orquestales de Britten con la Filarmónica de Berlín y
Sir Simon Rattle, Wolf con Antonio Pappano, cantatas de Bach con Fabio Biondi, arias
de Haendel con Harry Bicket, The Canticles, The Turn of the Screw (Premio
Gramophone 2003) y Billy Budd (Premio Grammy 2010) de Britten, The Tempest de
Adès (Premio Gramophone 2010) y Orfeo de Monteverdi. Grabaciones recientes
incluyen canciones de Schubert con Julius Drake para Wigmore Hall Live; Canciones de
Shakespeare (Premio Grammy, 2017) y Requiem: The Pity of War con Antonio
Pappano para Warner Classics; y Les Nuits d’Eté de Berlioz, Shéhérazade de Ravel y Le
Livre de Baudelaire de Debussy orquestado por John Adams con Ludovic Morlot y la
Orquesta Sinfónica de Seattle.

Ha trabajado con la Filarmónica de Berlín, la Filarmónica de Viena, las Orquestas
Sinfónicas de Chicago, Boston, Londres y BBC, las Orquestas Filarmónicas de Londres,
Nueva York, Los Ángeles y la Orquesta Filarmónica de Rotterdam y la Orquesta del
Royal Concertgebouw de Ámsterdam con Sir Simon Rattle, Sir Colin Davis, Sir Andrew
Davis, Seiji Ozawa, Antonio Pappano, Riccardo Muti, Mstislav Rostropovich, Daniel
Barenboim, Daniel Harding y Donald Runnicles. Cantó el estreno mundial de Opfergang
de Henze con la Academia Santa Cecilia en Roma con Antonio Pappano.
Sus apariciones operísticas han incluido los roles de Lysander en El sueño de una
noche de verano para la Opera de Australia y el Festival de Edimburgo; Nerone en
L’Incoronazione di Poppea, Tom Rakewell en The Rake’s Progress y Coro masculino en
La violación de Lucrecia para la Ópera de Baviera; Don Ottavio en Don Giovanni para la
Ópera de Viena; Tamino en La flauta mágica, Aschenbach en Muerte en Venecia y
Júpiter en Semele para English National Opera; Peter Quint en Otra vuelta de tuerca,
Don Ottavio en Don Giovanni y Caliban en La tempestad de Adès para el Covent
Garden; la Mujer loca en Curlew River de Britten montado por Netia Jones en el
Barbican Londres, que también se vio en Nueva York y en la costa oeste de Estados
Unidos; Peter Quint para el Teatro alla Scala de Milán y Jeptha de Haendel en la Ópera
Nacional de París.
Conciertos y otros eventos notables han incluido el War Requiem con la Orquesta
Filarmónica de Londres dirigida por Vladimir Jurowski y con la Staatskapelle de Berlín dirigida por Antonio Pappano; Les Illuminations con la Royal Concertgebouw Orchestra
con Andris Nelsons; Winterreise de Schubert con Thomas Adès en giras por Europa,
Estados Unidos y Asia; y Les nuits d’été de Berlioz con la Sinfónica de Seattle y Ludovic
Morlot. Su libro Schubert’s Winter Journey: Anatomy of an Obsession (Premio Pol
Roger Duff Cooper, 2016) fue publicado por Faber y Faber en el Reino Unido y Knopf
en los Estados Unidos en 2014.
Los compromisos recientes han incluido una gira europea de recitales con el pianista
de jazz Brad Mehldau que presentó obra nueva; un estreno mundial de un encargo de
la Orquesta Sinfónica de Londres a James MacMillan para el centenario de la Primera
Guerra Mundial; representaciones escénicas del Winterreise de Schubert/Zender,
dirigidas por Netia Jones en Shanghai; grabaciones de los tres principales ciclos de
canciones de Schubert en vivo en el Wigmore Hall con los pianistas Lars Vogt y
Thomas Adès; giras de recitales en Japón, Hong Kong y Corea, así como una gira de
conciertos europeos con Europa Galante.
En la temporada 20-21 Ian dio una serie de conferencias para la Universidad de
Chicago y asumió el cargo de Profesor Visitante en la Hochschule für Musik und
Theater de Múnich.
Entre sus futuros proyectos destacan el War Requiem de Britten con la Orquesta
Sinfónica de Boston y la dirección de Pappano. El Viaje de invierno con Pappano en la
Bayerische Staatsoper y Les Illuminations con la Orquesta Sinfónica de Barcelona.
Durante el curso 21-22 hará también giras europeas junto a la Europa Galante con el Orfeo de Monteverdi y Las Estaciones con la Orquesta del Siglo XVIII, así como
colaboraciones con Angela Hewitt y con su acompañante desde antiguo, Julius Drake.
www.facebook.com/IanBostridge

Noches de Palacio

Conciertos destacados

Ver todos los conciertos destacados